lunes, 29 de noviembre de 2010

CAMINANTE NO HAY CAMINO

Colecciono caminares. Sí, tengo ya casi 2.000. Pero ellos no lo saben. La gran mayoría los robo por detrás. Muy cobarde por mi parte, pensaréis. Pero es la única manera de captar al buen y al mal andador. Zapatos mal-gastados, tobillos demasiado abiertos o demasiado adentrados, talones que apenas rozan el suelo.....

Pero tarde o temprano tendré que abandonar esta afición. He desarrollado la capacidad de visualizar a la vez, las gráficas coloreadas de las líneas de cargas en cada pisada.
No puedo soportar tanto dolor. No soy un pie.

2 comentarios:

Ghislain Lambert dijo...

¿Y dónde guardas la colección? ¿en una caja de zapatos?

Niña Extrarradio dijo...

Excelente pregunta.